Soledad sonora

Hay personas que deambulan por la ciudad arrastrando su soledad, una soledad solo sonora para quien quiera escucharla, para quien quiera verla. A través de sus gestos, a través de sus caminares, esas personas nos hablan de su incapacidad de establecer vínculos con los demás y de sentirse incluidos en la sociedad. Esta es una […]

Soledad sonora

Hay personas que deambulan por la ciudad arrastrando su soledad, una soledad solo sonora para quien quiera escucharla, para quien quiera verla. A través de sus gestos, a través de sus caminares, esas personas nos hablan de su incapacidad de establecer vínculos con los demás y de sentirse incluidos en la sociedad.

Esta es una sociedad que excluye a los ancianos, a los extranjeros, a los locos, a la muerte y hasta a los indecisos. Una sociedad que rechaza los síntomas, esos que ellos nos evidencian.