Pereza deportiva

La dejadez rezuma por todas las esquinas de este lugar. Hierba que brota de cualquier hendidura, paredes desgarradas por pelotazos, redes maltrechas… Son desperfectos que no parecen preocupar a nadie. Aun así, todos pueden disfrutar del tenis, un deporte muchas veces etiquetado de elitista. Las pistas de tenis de Bon Pastor son un espacio deportivo […]
  • Una escuela de tenis entrena cada tarde en las instalaciones.
    Una escuela de tenis entrena cada tarde en las instalaciones.
  • Los desperfectos son un imprescindible en estas instalaciones.
    Los desperfectos son un imprescindible en estas instalaciones.
  • También el exterior de las pistas se aprovecha para apoyarse al sol.
    También el exterior de las pistas se aprovecha para apoyarse al sol.

Pereza deportiva

La dejadez rezuma por todas las esquinas de este lugar. Hierba que brota de cualquier hendidura, paredes desgarradas por pelotazos, redes maltrechas… Son desperfectos que no parecen preocupar a nadie. Aun así, todos pueden disfrutar del tenis, un deporte muchas veces etiquetado de elitista.
Las pistas de tenis de Bon Pastor son un espacio deportivo abierto a todo el barrio. Los niños entrenan a diario y los mayores aprovechan las instalaciones de forma más pausada, como lugar de paseo o de descanso. Sin embargo, la mayor parte del tiempo el vacío se apodera de este espacio, un lugar similar a una jaula abandonada cuando no tiene la alegría de sus jugadores.