Ocellaires

Las sociedades de pájaros representan los últimos reductos de una actividad transgeneracional basada en la caza, cuidado, preparación y competición de jilgueros, pinzones y verderones, todos ellos pájaros salvajes. Hoy existen más de 500 asociaciones que compiten anualmente en cientos de concursos que se realizan en toda Cataluña. Visitar una de estas asociaciones es viajar […]
  • Jurado del concurso de la Societat Ocellaire La Primitiva, Barcelona, mayo de 2014.
    Jurado del concurso de la Societat Ocellaire La Primitiva, Barcelona, mayo de 2014.
  • Detalle de la pared de la Societat Ocellaire La Primitiva, Barcelona, mayo de 2014.
    Detalle de la pared de la Societat Ocellaire La Primitiva, Barcelona, mayo de 2014.
  • Jurado del concurso de Barcelona en el Ateneu de Horta, Barcelona, junio de 2014.
    Jurado del concurso de Barcelona en el Ateneu de Horta, Barcelona, junio de 2014.

Ocellaires

Las sociedades de pájaros representan los últimos reductos de una actividad transgeneracional basada en la caza, cuidado, preparación y competición de jilgueros, pinzones y verderones, todos ellos pájaros salvajes. Hoy existen más de 500 asociaciones que compiten anualmente en cientos de concursos que se realizan en toda Cataluña.
Visitar una de estas asociaciones es viajar al pasado, recuperar la mirada de la infancia en los ojos de ancianos que controlan la fiereza y limpieza del canto del animal. Un reducto donde sobrevive, a la velocidad y el vértigo tecnológico de urbes como Barcelona, la tradición de unir a abuelos, padres e hijos cada fin de semana.

Hoy, esta actividad está en peligro de extinción por ataques de grupos en defensa de los animales y por las restricciones de las leyes europeas.