La vida en los pies. La petanca

Caminando por Barcelona me topé con un grupo de personas que jugaba a algo desconocido. La mayoría era gente mayor. La inquietud por saber qué era me hizo acercarme más. Me encontré con un ambiente ameno y de compañerismo. De repente, todos se detuvieron para observar a una sola persona que se disponía a hacer […]

La vida en los pies. La petanca

Caminando por Barcelona me topé con un grupo de personas que jugaba a algo desconocido. La mayoría era gente mayor. La inquietud por saber qué era me hizo acercarme más.

Me encontré con un ambiente ameno y de compañerismo. De repente, todos se detuvieron para observar a una sola persona que se disponía a hacer algo con los pies juntos, bien posicionados en un círculo dibujado sobre el área de juego, con la mirada centrada hacia un objetivo, la posición impecable, a punto de lanzar una bola de metal para dejarla lo más cerca posible de otra pequeña, el boliche. Fue así como supe de la petanca.

La intención era captar esos momentos increíbles. La camaradería y la rivalidad sana en un juego de mucha concentración y precisión donde las personas se hacen cómplices mientras buscan ganar y, al mismo tiempo, hacer amigos. Son un equipo de verdad.