La vida de los mercados efímeros

Tras pasear muchas veces por los mercados de Barcelona, me di cuenta de que cada vez menos gente compra en ellos. Lugares de toda la vida que te ofrecen la posibilidad de entablar conversaciones animadas, intercambiar sonrisas y salir con recetas nuevas en el bolsillo. El Ninot, la Boqueria, Sant Antoni… Gentes que llevan toda […]

La vida de los mercados efímeros

Tras pasear muchas veces por los mercados de Barcelona, me di cuenta de que cada vez menos gente compra en ellos. Lugares de toda la vida que te ofrecen la posibilidad de entablar conversaciones animadas, intercambiar sonrisas y salir con recetas nuevas en el bolsillo. El Ninot, la Boqueria, Sant Antoni… Gentes que llevan toda una vida realizando un trabajo que, tal vez por nuestras prisas, acaben perdiendo.