Entre vías

El 30 de octubre de 1901 se inaugura el funicular del Tibidabo. Su recorrido facilita el acceso a la cima, situada a más de 500 metros de altura. Entre vías es un reportaje sobre las personas anónimas con las que he coincidido en mis trayectos. Quiénes son o dónde van poco importa. Escenas y momentos […]

Entre vías

El 30 de octubre de 1901 se inaugura el funicular del Tibidabo. Su recorrido facilita el acceso a la cima, situada a más de 500 metros de altura.
Entre vías es un reportaje sobre las personas anónimas con las que he coincidido en mis trayectos. Quiénes son o dónde van poco importa. Escenas y momentos que de alguna manera han llamado mi atención, me han cautivado y sorprendido, y que configuran, en su conjunto, una pequeña porción de «la vida» del funicular.