Carrer Julià

Es un rincón insólito. La vida se detiene en el tiempo. En un patio trasero, Carmen da de comer a las gallinas Coco y Chanel. Su hija trabaja en el huerto. A pocos metros, Emilio bromea con su vecina en el salón de peluquería que le ha improvisado en su taller, donde hace jarrones y […]
  • Carrer Julià
    Carrer Julià

Carrer Julià

Es un rincón insólito. La vida se detiene en el tiempo.

En un patio trasero, Carmen da de comer a las gallinas Coco y Chanel. Su hija trabaja en el huerto. A pocos metros, Emilio bromea con su vecina en el salón de peluquería que le ha improvisado en su taller, donde hace jarrones y otras piezas de madera con técnica propia y ofrece su ayuda a quien lo necesite. Oímos a los chicos de la palma moderna ensayando para su salida anual. Cae la noche y Julià sube al barrio para alimentar a Vaquita y a los demás gatos de la montaña.

Así es un día cualquiera en la vida de la calle Julià, eje principal de Satalia, ese pueblecito construido sobre piedras de las antiguas canteras de Montjuïc. Las casas son unifamiliares y se levantaron hace más de un siglo. Sus vecinos disfrutan de una vida en contacto con la naturaleza. ¿Dejaremos que desaparezca?